Construccion de pergolas de madera

Construcción de pérgolas de madera



Hoy se encuentran de moda por ser bonitas, decorativas, prácticas y relativamente sencillas de construir.

Sin embargo, no sólo deben ser diseñadas en función del lugar en donde se piensa construirla, sino que es importante elegir bien el tipo de material con el que se realizará la construcción, para que resulte un lugar cómodo de buen aspecto y que pueda resistir las inclemencias del tiempo sin mayores problemas.

La construcción de una pérgola de madera no es algo demasiado complicado ni difícil de realizar. Serán necesarios algunos materiales y herramientas concretas y el tiempo necesario para dedicarle a esta labor tan creativa. Las vacaciones son una época ideal ya que es el tiempo en que puede dedicarse mayor al acondicionamiento de la casa con ideas y diseños nuevos y originales.

Las herramientas necesarias son: sierra de calar, un martillo y un metro, cierra circular, taladro, cuerda con tiza, guantes, anteojos protectores y una escalera. En cuanto a los materiales serán necesarios tornillos de cabeza redonda, cuatro postes de madera para exterior y tablas de la madera elegida.

Para desarrollar este proyecto, primero se debe definir donde irá colocada la pérgola de madera. Proceder entonces a tomar las medidas necesarias, que deberán ser exactas, ya que de ello depende mucho el éxito del trabajo, pues estas medidas marcaran el lugar donde irán colocadas las columnas, que a su vez deberán coincidir con los travesaños y las tablas que serán el techo.

Se marcará en el suelo la ubicación donde irán colocadas las columnas trazando un ángulo recto entre las marcas, esto dará la seguridad que la pérgola quedará totalmente derecha.

Al terminar de marcar los cuatro puntos se colocará en cada uno de ellos los postes haciendo los agujeros en el suelo de madera, éstos deben encajar y coincidir perfectamente con los postes.

Colocar las columnas en los agujeros y fijarlas a la viga que se encuentra en la parte inferior y que sostiene el suelo de madera con dos tornillos de cabeza redonda.

Terminado esto se colocarán los largueros, que unirán las columnas en dos parejas. Luego, para unir los travesaños se colocan tornillos a cada lado.

Por último, los montantes van en forma recta sujetos a los travesaños con tornillos, lo que le dará un aspecto prolijo a la pérgola.

De esta manera la pérgola queda montada de forma perfecta y terminada para ser decorada, teniendo en cuenta la relación de estilo de decoración con el tipo de jardín.

Un trabajo relativamente sencillo y que le dará un cambio total a nuestro jardín.

Autora: Elisa



Foto 1: Pérgolas3
http://www.dmaspv.com/EXTERIORES/exteriores.html
Foto 2: Pérgolas4
http://www.dmaspv.com/EXTERIORES/exteriores.html